Llega el otoño y con él la posibilidad de hacer turismo en zonas con climas más cálidos durante el verano.

En el post de hoy te ayudaremos a preparar tu escapada a Trujillo y disfrutar de paisajes nuevos que no conocías, temperaturas agradables y un entorno único y espectacular.

Hace poco te contamos algunos motivos para visitar un alojamiento rural en Trujillo y, posteriormente, hablamos de lo que podías ver en Trujillo en un día, por lo que te recomendamos que eches un vistazo a esos artículos para hacerte una idea más completa en tu visita a nuestro bello municipio.

Las playas dejan paso a los bosques. A las escapadas de fin de semana. A las aventuras entre pueblos con historia y al descubrimiento de una gastronomía única, llena de sabores de la tierra extremeña. Y la naturaleza coge el testigo silencioso, promocionando bosques, parques y cualquier zona verde con unos colores exuberantes y una fauna que vuelve a salir poco a poco tras unos meses de agobiante calor.

Uno de los lugares que combina todo esto que te estamos contando es el Valle del Jerte que, por si no lo recordabas, queda a un rato de Casa rural Turgalium, como te contamos en nuestro artículo. En otoño, por ejemplo, las hojas de los cerezos tiñen las montañas de tonos ocre y podemos disfrutar de las actividades culturales y gastronómicas del festival de “La otoñada”.

La evolución sería, más o menos, así: los cerezos en flor tiñen de blanco las laderas del Valle del Jerte en invierno. Después, al final de la primavera, todo es un espectáculo de rojos intensos, señal de que la cereza está madura. 

Además de la flora, hay lugares donde el tiempo parece detenerse, gargantas naturales que te hacen reconciliarte con el mundo y que harán que repitas tu escapada a Trujillo en otoño siempre que puedas, para seguir conociendo un lugar nuevo en cada viaje.

Practica otros tipos de turismo en tu escapada a Trujillo: enológico y ornitológico

Un punto clave de la temporada otoñal es el poder practicar otros tipos de turismo que durante el verano es un poco más difícil. Algunos como el turismo enológico o el ornitológico hacen que tu escapada a Trujillo en otoño sea un viaje completo y lleno de curiosidades.

Mientras el primero resulta un segmento en desarrollo, el segundo sirve para buscar la paz y tranquilidad que tanto se echa de menos en el día a día. La posibilidad de poder escoger un destino que reúna cultura, historia y gastronomía ha dado un fuerte impulso a este tipo de turismo. Por esta razón, muchas regiones están están apostando fuerte por combinar varios tipos de turismo en los paquetes de aventuras y escapadas. 

El turismo enológico ofrece la posibilidad de descubrir España a través de rutas por bodegas y permite aprender y comprender la historia de cada vino de la región. El turismo ornitológico es la observación y disfrute de las aves y el conocimiento de sus hábitats. Sin molestar, sin invadir y sin ocasionar perjuicio ninguno, siendo respetuosos con las especies y los ecosistemas, al mismo tiempo que ayuda a la promoción del desarrollo local.

¿Ya lo tienes todo listo para tu escapada a Trujillo en otoño? ❗Te esperamos❗